Corcovado y Cristo Redentor: Una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno

El Corcovado y su Cristo Redentor en la cima, son probablemente la imagen más famosa de Brasil, permitiendo obtener desde su parte más alta una vista panorámica de toda la ciudad.

Este lugar, parte de las siete nuevas maravillas del mundo moderno, es uno de los parajes imperdibles a conocer en un viaje a Río de Janeiro, pues solo desde esta altura, es posible apreciar la belleza de una ciudad que emerge desde los bosques, cerros y playas.

Corcovado Brasil
Vista desde el Corcovado. En el Flickr de Nico Kaiser.

Paseo al Cristo Redentor

El paseo se inicia en la estación del tren del Corcovado, ubicada en Cosme Velho 513, desde donde se toma una locomotora eléctrica ecológica, que permite el ascenso.

Durante la subida, se atraviesan zonas de la selva del Parque Nacional de Tijuca, lo que permite introducirse en la vegetación única de la mata atlántica, tipo de floresta actualmente en situación de amenaza en el mundo. En este recorrido, también son visibles diferentes animales, tales como monos entre los árboles y ardillas silvestres.

Corcovado
Locomotora Corcovado. En el Flickr de Carlos Varela.
Corcovado Rio de Janeiro
Subida al Cristo Redentor. En el Flickr de Bird Brian.

Tras 20 minutos de ascenso se llega a la Estación del Corcovado, desde donde se aprecia el gigantesco Cristo Redentor en primer plano, abriendo sus manos hacia Río de Janeiro.

En este punto se puede optar entre subir por los 222 escalones que conducen a la cima o tomar los elevadores, llegando al mirador principal, un mágico lugar situado sobre los 700 metros de altura, desde donde se obtienen las más sorprendentes vistas de la ciudad:

-Vistas hacia el Norte: Maracaná y centro de Río de Janeiro.
-Vistas hacia el Sur: Laguna de Freitas e Ipanema.
-Vistas hacia el Oriente: Pan de Azúcar y Copacabana.
-Vistas hacia el Poniente: Floresta del Parque Nacional de Tijuca.

También es desde este mirador, donde los turistas se toman la clásica imagen con los brazos abiertos delante del Cristo Redentor.

Historia del Cristo Redentor

Cristo Redentor
Cristo Redentor. En el Flickr de greg.road.trip.

En 1850, el sacerdote Pedro Maria Boss, concibió la primera idea de construir un monumento religioso, en la cima del Cerro Corcovado, buscando el patrocinio de la princesa Isabel I de Portugal, la cual no quiso inmiscuirse en el proyecto.

Casi 100 años después, en 1921, cuando se aproximaba el centenario de la Independencia, la Arquidiócesis de Río de Janeiro, volvió a retomar la idea, buscando en esta ocasión el patrocinio de la misma comunidad católica de la ciudad, la cual acepto colaborar.

Una vez obtenido el apoyo, se buscaron diseñadores que pudieran dar forma a esta magistral empresa, contratándose al artista Carlos Oswaldo, quien diseñaría una estatua de Cristo cargando la cruz sobre un pedestal que representaría el mundo, idea que no logró convencer a la comunidad carioca.

Fue posteriormente que se encontró en el ingeniero civil Heitor da Silva Costa, el bosquejo que construiría la postal más típica de Río de Janeiro, correspondiente a un Cristo con los brazos abiertos hacia la ciudad.

Con el diseño escogido, se procedió encargar al escultor francés Paul Landowski, la labor de dar forma a este gigante proyecto, empezando los trabajos en 1926.

En 1931 la estatua se completó, habiéndose utilizado más de mil toneladas de concreto para el proceso.

Información para visitar Corcovado y Cristo Redentor

Acceso: Cosme Velho 513

Horario: Lunes a domingo de 8:00 a 19:00. La locomotora pasa cada treinta minutos, teniendo una capacidad aproximada para 175 personas.

Sitio web: www.corcovado.com.br.

Más de Río de Janeiro

Si buscas más información de la ciudad te pueden interesar los artículos: Que Hacer en Río de Janeiro, Ipanema, Copacabana y Pan de Azúcar.

Leave a Comment