Las 10 mejores cosas que hacer en Caminito

Diez actividades que hay que hacer en la zona de Caminito, un mágico barrio porteño situado en la desembocadura del Río Matanza-Riachuelo, famoso por su estrecho vínculo a la historia del tango, el arte y el futbol.

1- Un recorrido por la Calle Museo Caminito:

Caminito Buenos Aires
Caminito. (CC) Boris G vía Flickr.

Esta callecita, inmortalizada en 1926 por el tango del mismo nombre, compuesto por Juan de Dios Filiberto, es una de las postales más famosas de Buenos Aires, un sitio que encanta fácilmente con su atmósfera tanguera y pintoresco aspecto, con conventillos pintados en brillantes colores, usados principalmente como atelieres de artistas, tiendas de recuerdos y barcitos bohemios.

Por esta sinuosa calle, corrió originalmente una vía de ferrocarril que con los años cayó en desuso, transformándose en un basural conocido como La Curva. En 1959 tras décadas de abandono, el espacio fue recuperado por un grupo de vecinos liderados por el pintor Benito Quintela Martín, quienes lo transformaron en la famosa calle museo, que puede ser visitada hoy en día.

2- Una parada bohemia en La Perla:

La Perla
La Perla. © Eduardo Sánchez vía Unsplash.

Popular restaurante porteño, catalogado entre los bares notables de Buenos Aires, un rincón lleno de historia, que funciona desde 1882 al comienzo de la calle Caminito, en un antiguo edificio decorado con llamativos murales en estilo fileteado, dedicados a famosos compositores de tango argentinos, como Carlos Gardel y Aníbal Troilo.

Entrar al lugar, vale la pena aunque sea solo para admirar su ambientación, con mobiliario de época y paredes atiborradas de curiosidades, entre las que figuran cuadros de artistas locales y fotos de políticos, jugadores de fútbol, artistas y otras personalidades que han visitado el lugar lo largo de los años.

3- Una parada histórica en el Museo Quinquela Martín:

Museo Quinquela Martin
Museo Quinquela Martín. (CC) Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires vía Flickr.

A pasos de la entrada a la calle Caminito, por Av. Pedro de Mendoza, se encuentra este museo que hace honor a la obra de Benito Quinquela Martín, uno de los pintores más populares de Argentina, famoso tanto por su obra social en el barrio, como por sus expresivas pinturas, las cuales logran capturar las dificultades de la vida cotidiana, en el puerto de La Boca de principios del siglo XX.

El museo que lleva su nombre, se encuentra localizado en un edificio de tres pisos, presentando el interés de albergar tanto la mayor cantidad de obras reunidas del artista, como numerosas pinturas y esculturas de artistas figurativos argentinos. Desde la terraza del museo, también se obtienen vistas privilegiadas del barrio.

4- Una parada vanguardista en el Centro Cultural PROA:

Centro Cultural PROA
Centro Cultural PROA. (CC) Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires vía Flickr.

A pocos metros del Museo Quinquela Martín, por Av. Pedro de Mendoza, se encuentra el Centro Cultural PROA, centro de arte contemporáneo que funciona desde 1996 en un edificio totalmente restaurado de finales del siglo XIX, en el cual se han instalado salas de exposición, una librería especializada y una encantadora cafetería con terraza, que permite obtener vistas privilegiadas de la zona.

En el lugar es posible apreciar diversas exhibiciones temporales, especialmente vinculadas a difundir los grandes movimientos artísticos del siglo XX, siendo vitrina de una amplia variedad de vanguardistas propuestas de arte. También el centro cuenta con programas de teatro, música, conciertos y talleres, entre otras actividades.

5- Una parada histórica en el Puente Transbordador Pedro Avellaneda:

Puente Transbordador Pedro Avellaneda
Puente Transbordador Pedro Avellaneda. (CC) Andrew E. Larsen vía Flickr.

Siguiendo Av. Pedro de Mendoza, se puede caminar bordeando la rivera del río Matanza-Riachuelo, por aproximadamente 400 metros hasta llegar al Puente Transbordador Pedro Avellaneda, uno de los ocho únicos puentes transbordadores del mundo que han sobrevivido el paso del tiempo, siendo hoy en día uno de los íconos más representativos del barrio La Boca.

Fue construido en 1914 con el fin transportar a los miles de trabajadores que necesitaban cruzar desde Buenos Aires a Avellaneda, en el momento en que ésta última, era la principal ciudad industrial y obrera del país. Funcionó hasta el año 1960, cayendo en las décadas posteriores en un deplorable estado de abandono. Actualmente se realizan trabajos para rehabilitarlo

6- Una parada artística en el Museo Conventillo Marjan Grum:

Caminito La Boca Marjan Grum
Museo Conventillo Marjan Grum. En el Flickr de Maqroll.

En calle Garibaldi, a la salida de calle Caminito, se sitúa este pequeño museo atelier que exhibe el trabajo en pintura y escultura de Marjan Grum y Beatriz Corvalan, pareja de artistitas plásticos que ocupan parte del inmueble como vivienda y otra como taller y lugar de exhibición de su obra.

Uno de los mayores atractivos de este museo, lo configura el inmueble en si mismo, un conventillo típico del barrio de La Boca de fines del Siglo XIX, construido en madera y chapa, el cual fue restaurado por la pareja en la década de los 90. El año 2003, el Museo Conventillo fue nombrado de interés cultural por la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires.

7- Museo de la Cera:

Caminito La Boca Museo Cera
Museo de Cera. En el Flickr de Christian Haugen.

En esta misma área, por calle Dr. Enrique Del Valle Iberlucea, a no más de 10 metros de calle Caminito, se sitúa el Museo de la Cera, el cual si bien es bastante pequeño, cuenta con una interesante colección de fotografías y figuras en cera que dan cuenta de la historia argentina desde sus orígenes y del barrio de La Boca.

Todas las figuras que se exhiben son una creación del destacado escultor, taxidermista y especialista en ceroplástica Domingo I. Tellechea, quien trabajó durante dos años y medio en la realización de este museo hasta su inauguración en 1980. Vale destacar, que Tellechea ha recibido las más altas distinciones y reconocimientos tanto en Argentina como en otros países del mundo.

8- Un tour por La Bombonera:

La Bombonera Buenos Aires
La Bombonera. © Aleksandar Todorovic vía Dreamstime.

A aproximadamente 400 metros de Caminito se sitúa el Estadio Alberto José Armando, estadio del Club Atlético Boca Juniors. mundialmente conocido como La Bombonera. Su visita es un imperdible para cualquier amante del futbol, siendo considerado como uno de los estadios más emblemáticos del mundo por la prensa especializada.

Los tours por La Bombonera, normalmente incluyen visitas a las gradas, camerinos y al Museo de la Pasión Boquense, éste último un pequeño museo que rememora los momentos y personajes más emblemáticos del Club Atlético Boca Juniors, a través de multimedia, galerías de trofeos, esculturas a tamaño real y colecciones fotográficas.

9- Una segunda parada bohemia en el Café El Estaño:

Bar El Estano
Bar El Estaño. (CC) Caio Tonin Cavalcante vía Flickr.

Continuando por la ruta bohemia de La Boca, a solo 400 metros de La Bombonera, en la calle Aristóbulo del Valle, se puede visitar el Café El Estaño, otro de los famosos bares notables del barrio, un emblemático rincón de la ciudad fundado en 1890 como almacén y que con el tiempo se convirtió en café y lugar de encuentro de artistas e intelectuales.

Hoy su visita permite retroceder en el tiempo, lográndose apreciar una ensoñadora ambientación de finales del siglo XIX, con la tradicional barra de estaño, estanterías de madera y objetos antiguos de colección. Los días domingo a mediodía, también se pueden presenciar espectáculos de tango con orquesta.

10- Usina del Arte:

Usina del Arte
Usina del Arte. (CC) TEDx RíodelaPlata vía Flickr.

Un poco más alejado del resto de los sitios turísticos de La Boca, en Av. Pedro de Mendoza con Benito Pérez Galdos, se sitúa la Usina del Arte, un complejo artístico que ocupa una antigua usina eléctrica hoy restaurada, albergando variados espacios para exposiciones plásticas y conciertos, siendo también sede de las orquestas: Sinfónica Nacional y Filarmónica de Buenos Aires.

Uno de los mayores atractivos de este sitio, lo configura el edificio en si mismo, una construcción de principios del siglo XX en estilo neo renacentista florentino, diseñado para alojar la usina de la Compañía Ítalo-Argentina de Electricidad. El año 2000, luego de que la usina ya llevara en desuso prácticamente una década, el gobierno llevó a cabo un proyecto de recuperación del inmueble transformándolo en el complejo artístico actual.

Más de Buenos Aires

Si buscas más información de este destino te pueden interesar las siguientes notas:

Al mismo tiempo, si crees que alguna de las mejores actividades que hacer en Caminito La Boca, ha quedado olvidada en esta nota no dudes en dejar tus comentarios en la casilla inferior.

Leave a Comment